La legislación sobre las firmas puede variar de un país a otro, aunque la mayoría comparten los mismos principios básicos. Fingerink se ha diseñado de forma exclusiva para garantizar que tu organización cumple los requisitos en materia de firma electrónica en cualquier lugar en el que hagas negocios, además de cumplir tus políticas internas.

Estar vinculada al firmante de manera única.

Para asegurar que la firma sólo puede asociarse a un único firmante, en el momento de la firma recopilamos un gran volumen de información y utilizamos una autoridad de sellado de tiempo para garantizar la integridad de la misma.

Permitir la identificación del firmante.

Para identificar al firmante, geolocalizamos con exactitud el lugar en el que se ha realizado la firma, registramos las direcciones de origen y destino de la solicitud y la  hora de la firma). De este modo, podemos poner esta información a disposición de un perito calígrafo en caso de disputa para que pueda realizar su  análisis de firmas.  

Haber sido creada utilizando datos de creación de la firma electrónica que el firmante puede utilizar, con un alto nivel de confianza, bajo su control exclusivo.

El pleno control de la firma electrónica avanzada por parte del firmante está también garantizado por la versatilidad de nuestra plataforma, que permite firmar documentos fácilmente desde cualquier dispositivo móvil – Smart-Phone, o tablet – o de sobremesa. Sólo es necesario usar un dedo, un puntero o el ratón, y por lo tanto no interviene ninguna otra persona que pueda falsear el proceso.

Además Fingerink te ayuda a documentar la intención y el consentimiento, para que puedas demostrar que el firmante tenía la intención de firmar y aceptaba realizar negocios de forma electrónica.

Para mostrar la intención, hacemos que los firmantes añadan una firma o hagan clic para aceptar el acuerdo.

Para mostrar el consentimiento, hacemos que los firmantes acepten un acuerdo estándar o personalizado al firmar o antes de abrir el documento.


Estar vinculada con los datos firmados por la misma de modo tal que cualquier modificación ulterior de los mismos sea detectable.

Impedimos cualquier cambio ulterior en la firma y, por extensión, garantizamos a solicitante y firmante que la firma obtenida no se puede modificar tras su realización. Para ello, ciframos la documentación generada conforme a unos estándares de encriptación que garantizan 100% su integridad.

Como prueba final, Fingerink ofrece una prueba clara de cada transacción, de manera que puedes demostrar qué documento se ha firmado y por quién.

Se envían copias de los documentos formalizados a todas las partes automáticamente y Fingerink las certifica con un sello de garantía.

El documento final se almacena de forma segura en AWS.

Si se utilizan ID digitales, las firmas se cifran dentro del documento.

Cada paso, incluida la autenticación del firmante, se registra y se hace constar en un registro de auditoría protegido.